HISTORIA DE VIGANJ

Viganj como pueblo fue mencionado por primera vez en los libros de registro de la propiedad de la República de Dubrovnik en 1336 como Vigel y Vighen, aunque su origen es mucho más antiguo. Sólo el origen del nombre  está relacionado con más de una leyenda. Según una de ellas, esta relacionado con el nombre de los pueblos vecinos Nakovana y Kučište. La leyenda dice que una vez hace tiempo vivían tres hermanos, los hijos del herrero. Uno de ellos heredó “Kučište” (la casa y el jardín), otro heredó el “Viganj” (forja de fuelle), y el tercero heredó el “nakovanj” (yunque), y fue por ellos por lo que los pueblos vecinos donde se instalaron recibieron sus nombres. Sin embargo, esta es una leyenda moderna, ya que en esta zona nunca existió la actividad del herrero.

Existe la opinión de que el nombre no está asociado a la actividad de los herreros, sino a la frecuencia del viento, especialmente en verano, ya que esta zona recuerda a los fuelles del herrero y por lo tanto se denomino Viganj.

Sin embargo, la leyenda que mas gusta es que el nombre en si mismo provino de un noble llamado Viganj, el que se menciona vivir en ese tiempo.

Los restos de piezas arqueológicas de piedra y otros,  indican que Viganj y Nakovana fueron habitadas en el Neolítico. Probablemente fue el mismo grupo de personas las que vivieron en Nakovana y las que periódicamente bajaron hasta el mar en busca de  comida marina. En la antiguedad, Nakovana junto con el asentamiento de Iliria sobre una colina, “Grad” (ciudad), dominó toda la zona y el control de las rutas marítimas. Debido a un mejor control del canal de Nakovana por los ilirios, se construyeron muchas casetas de vigilancia fortificadas en las cumbres por encima de Viganj, y en la parte más angosta del Canal de Pelješac, el Cabo San Juan. Atraves de   aquellas casetas de vigilancia, el número de pilotes en Montun (Pila), area de Viganj, y las tumbas de la misma época en la zona de Dol y Bililo montun (partes de Viganj), así como restos de ceramicas, muestran que en algun momento del s.5 a.C. Viganj existía como asentamiento permanente de los ilirios locales.

Lamentablemente, todos estos restos fueron destruidos por los edificios modernos, y sólo podemos presumir e imaginarnos el tamaño y la importancia de este acuerdo. Probablemente fue un lugar donde los ilirios locales comerciaban con los griegos de sus colonias en la Lumbarda de Korčula, como lo demuestran los restos encontrados en Nakovana. La prueba  sobre el desarrollo del comercio en esta región es la galera hundida con carga frente a San Juan.

El destino de los asentamientos de Iliria en Viganj probablemente siguió el destino de los demas ilirios en el área. Con la llegada de los romanos en el siglo I a.C., los ilirios son expulsados o esclavizados, mientras que el resto está romanizado. Los restos arqueológicos muestran que hasta la llegada de los romanos, la vida en Nakovana estaba floreciendo, pero algunos cientos de años mas tarde su vida se apagó,  y el centro de vida se trasladó a la costa.

Durante la dominación romana, los veteranos de guerra retirados recibian créditos en forma de propiedades en los países conquistados, donde construian sus casas de campo.

Restos de diez villas rústicas se pueden encontrar desde la zona de San Juan (Sv.Ivan) en Viganj hasta Trstenica en Orebić. Era una época en que los habitantes del Imperio Romano disfrutaron de paz y prosperidad y no tuvieron miedo de los piratas y otros peligros provenientes del mar. Por lo tanto, las rústicas casas fueron construidas sin murallas y cerca de la costa y probablemente todos estaban conectados con las carreteras. Al parecer, las partes de las carreteras de estos tiempos se  pueden percibir en los bajos de la línea de la costa de Viganj. Lamentablemente, debido a la construcción moderna, casi todas las villas rústicas fueron destruidas, y la única evidencia que queda de la presencia romana en Viganj es la tapa del sarcófago del siglo I y varias ánforas.

Hasta que las autoridades de Dubrovnik llegaran al poder en 1333, Viganj  siguió en general el destino del resto de Pelješac, donde se intercambiaban las diferentes normas de las entidades gubernamentales y nobles. Con  la compra de Pelješac por Dubrovnik, la nobleza dividió la península entre ellos. Debido a la distancia de la ciudad y para proteger su propiedad, en 1336 un grupo de veinte nobles decidieron construir una fortaleza o ciudad en Viganj. Sin embargo, esta idea nunca se llevó a cabo.

Ya en el siglo 14 en Viganj se mencionaban diez aldeas situadas lejos del mar al pie de la colina, debido al  peligro de los piratas.

El mayor asentamiento en ese momento era Basina (Basiljina), que fue mencionada por primera vez en 1389 como Vassilina por Vasilj, un residente del período anterior al Estado de Dubrovnik. Otras aldeas se formaron más tarde y por eso tenemos pueblos como Brainica, Dol, Pirovića Selo, Njakarino, Sokolovo, Dujmovica, Podać, Jerkovo, Šapetino, Prince,  Gagica, Cikatić (Kovacevic) y Habića. Desde el siglo 17, debido al florecimiento económico, las casas se fueron construyendo en la costa, y el verdadero centro de Viganj llegó en 1671  con la construcción del convento de los dominicos, junto con la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, y más tarde en 1760, la iglesia parroquial de San Miguel.

Con el desarrollo marítimo en el mundo desde principios del siglo 17, Viganj experimentó el mayor florecimiento de la historia. Una de las razones para esto fue un gran terremoto en 1667 en el que Dubrovnik fue dañada a gran escala y un gran número de la nobleza perdió todo. Por lo tanto, la iniciativa del gobierno de Dubrovnik para el posterior desarrollo de los asuntos marítimos, iba a dejar en mayor consideracion a los marineros del estado civil y los siervos. Debido a la gran participacion y ayuda en la reconstrucción de Dubrovnik, el naviero Iván Krstelj, de Viganj, fue absuelto de todos los impuestos y galardonado con el título nobiliario.

Los siervos, por ir a los barcos, contribuyeron a los hogares de muchas maneras. Yendo a los barcos, los siervos se convirtieron en ciudadanos libres con derecho a comprar una parte del buque o de la tierra al regreso a casa. La Marina a finales del siglo 17 era tan popular que casi toda la población masculina estaba en el mar. Aparte de los barcos con la bandera de Dubrovnik, hombres de Viganj navegaron en los barcos venecianos, austriacos, rusos, franceses, ingleses y  españoles.

Con el tiempo, ellos se hicieron mas y mas ricos y comenzaron a construir las magnificas casas de los capitanes. El esplendor de la gloria maritima de Pelješac es en la mitad del siglo 19, cuando entre otros Vigareños, la familia Kovacevic estableció su propia compañía marítima “Hermanos Kovacevic” con su sede en Marsella. A finales del siglo 19 las autoridades descuidaron la atención y gracias al aumento de la competitividad de los barcos de vapor, todas las compañías marítimas de Pelješac fueron destruidas. En 1907, la venta del ultimo velero dejó a Pelješac después de más de 350 años sin un buque para viajes largos. Durante este período, Viganj regaló al mundo alrededor de 117 capitanes.

Desastres marítimos en la península de Pelješac causaron la crisis general y una ola de migración, así que la mayoría de los habitantes de Viganj emigraron a otros países como Estados Unidos, Australia y Nueva Zelanda. Desde ese momento hasta el auge del turismo, Viganj estuvo estancado en gran medida, y los  graves acontecimientos como la Segunda Guerra Mundial, el terremoto de 1962, la guerra por la patria o el fuego de 1998, sólo han contribuido al estancamiento.

Con el desarrollo del turismo, y naturalmente gracias a el windsurf, Viganj comienza  a percibir un aumento de la economia, y los ciudadanos extranjeros comienzan a comprar las antiguas casas de los capitanes, las cuales poco despues son  renovadas.

Escrito por: Ivan Pamić

Razglasite:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter

4 comentarios para “HISTORIA DE VIGANJ”

Rezervacije
Weather
Incomplete forecast XML received.
Please refresh your browser.