DUBROVNIK

Es una ciudad medieval en la parte croata de la costa adriática, y un tesoro de la diversidad cultural y monumentos históricos que se han creado en sus mil años de existencia. En el pasado, era una ciudad-república, y junto con Venecia uno de los más famosos centros económico-culturales en el Mediterráneo. En tiempos más recientes, se ha convertido en el centro de los modernos eventos culturales y turísticos: una ciudad de festivales de verano, una organización internacional de los principales logros musicales y teatrales y una ciudad de museos y galerías. Estos valores han convertido a Dubrovnik en un lugar que ofrece una rica selección de diferentes experiencias y emociones, pero también unas vacaciones completas en un lugar tranquilo y relajante, el suave ambiente mediterráneo y maravillosos paisajes costeros..

Las palabras «Non bene pro toto libertas venditur Auro» – «La libertad no es para ser vendida, ni por todo el oro del mundo», fueron inscritos hace tiempo en la época de la República de Dubrovnik … por encima de las puertas de Lorenzo, una fortaleza impenetrable. A lo largo de su turbulenta historia, muchos soberanos y poderosos marítimos entraron en conflicto en esta región: bizantinos, sarracenos, croatas, Normanos, venecianos, pequeños principados y reinos, incluso el Estado húngaro-croata, seguida por el imperio romano-alemán, y el otomano , los imperios de los Habsburgo y de Napoleón. En esa línea de frontera, la pequeña ciudad de Dubrovnik obtiene el logro de una forma completamente independiente de autogobierno basado en una ingeniosa política, asi la República de Dubrovnik se mantuvo neutral, un estado independiente por siglos.

MITOS Y LEYENDAS

La leyenda de San Blas, patrón de Dubrovnik

San Blas fue obispo de Sebasta en Armenia, que fue torturado bajo el emperador Diocleciano, y se convirtió en santo patrón de Dubrovnik, en el siglo 10. Segun la leyenda, se le apareció en un sueño a Stojko, rector de la catedral, y le advirtió que los venecianos, estaban anclados frente a la isla de Lokrum, con intenciones para atacar la ciudad esa noche. Stojko informo de esto al Senado para organizar la defensa de la ciudad. Despues de este suceso, San Blas fue elegido como santo patron de la ciudad de Dubrovnik. Su estatua fue esculpida en todas las fortalezas de la ciudad y sobre todas las puertas de la ciudad. San Blas también adorna la bandera de la República y todos los sellos oficiales y las monedas acuñadas en Dubrovnik.

La fiesta de San Blas se celebra cada año el 3 de febrero, fiesta que celebra toda la ciudad. Esta fiesta es conocida por la participación de personas de los pueblos en sus trajes nacionales, para la procesión majestuosa en la que las reliquias de el Santo son llevadas para eventos populares.

La leyenda de la catedral

La catedral de la Asunción de la Virgen fue construida en el siglo 18 después de la destrucción casi total en el terremoto de 1667 de la antigua catedral románica. Según fuentes históricas, la antigua catedral fue una magnifica basílica con cúpula, ricamente decorada con esculturas. Según la tradición, parte del dinero para construir la iglesia fue aportado como regalo por el rey Ricardo Corazón de León, habiendo sobrevivido a un naufragio cerca de la isla de Lokrum en 1192 a su regreso de la Tercera Cruzada. Durante los trabajos de restauración en 1981, cimientos de una antigua catedral fueron descubiertos. Estos sugirieron que la catedral fue construida en el siglo 7. Este descubrimiento dio una nueva dimensión a la historia de Dubrovnik, probando que Dubrovnik fue un conjunto urbano organizado ya en el siglo 7.

Razglasite:
  • Print
  • Digg
  • Facebook
  • Twitter

Los comentarios están cerrados.

Rezervacije
Weather
Incomplete forecast XML received.
Please refresh your browser.